Sobre la terapia

 

La Terapia Integradora nace de la multicausalidad de los problemas psicológicos. Así, la Terapia Integradora recoge en su proceder las aportaciones clínicas y científicas de enfoques psicoterapéuticos como:

  • Los Modelos Cognitivo-Conductuales.

  • La Neurociencia o las bases neurobiológicas del pensamiento, la conciencia y las emociones.

  • Los Modelos Humanísticos-Existenciales.

  • Los Modelos Psicodinámicos.

  • La Psicología Evolutiva o del Desarrollo.

  • Las aportaciones de la Terapia Dialéctico-Conductual, la Terapia de Esquemas, la Terapia Metacognitiva Interpersonal y la Terapia basada en Mindfulness.​

Las principales ventajas de la Terapia Integradora se encuentran en la posibilidad de tratar los problemas psicológicos desde distintos puntos de vista clínicos, recogiendo e integrando los mejores métodos científicos y estrategias clínicas de las diferentes escuelas para crear y disponer de un tratamiento hecho a medida, personalizado e individual para cada paciente.​

Nuestro modo de entender la Psicología pretende alejarse de las concepciones tradicionalistas que distancian al profesional de la persona, para tomar la perspectiva de crecimiento recíproco que se produce en cualquier relación interpersonal.